Estaba un ancianito sentado en el banco de una plaza, cuando al lado se le sienta un muchacho, pelos parados y teñidos de azul, colorado, verde y amarillo.

El viejo se queda mirándolo un rato....atónito......incrédulo.......cuando de repente el chico le dice:

¿Que te pasa, viejo culiao?,
¿Que me mirai con esa cara de hueón?,
¿Nunca hiciste nada loco en tu vida?

A lo que el anciano, sin exaltarse, le contesta:

Si, una vez me curé hasta las patas y me culié un pavo real....
Y justamente me preguntaba......
¿No serís hijo mio?, Cabro conchetumadre...




Notable...